150 ultimas

X FECHAS

x orden alfabetico

ojo pendiente de etiquetar del 200 al 300

ENLACES

+ vistas

VARIOS


Contador Gratis
relojes para blogger html clock for websites contador de usuarios online
PULSAR   1  de arriba para cerrar pestaña

Declaración de la Renta 2011





Principales novedades en la campaña de la Renta

Aumenta la tributación de las rentas del ahorro, finaliza la deducción de 400 euros y se aplican nuevas desgravaciones


Hacer la Declaración por Internet

Programas interactivos y vídeos didácticos permiten a los contribuyentes hacer sus deberes fiscales sin salir de casa

¿Hasta cuándo hay que guardar los documentos presentados en Hacienda?


La Declaración de la Renta, más sencilla

La Agencia Tributaria ha puesto en marcha el nuevo programa de ayuda PADRE y ha potenciado los servicios de Internet para gestionar los trámites del IRPF


Cómo afrontar la Declaración de la Renta

Contribuyentes exentos de hacer la Declaración


Los "lapsus" con Hacienda tienen su precio

Declaración de la Renta: cómo hacerla cuando se trabaja en más de una empresa


Recién divorciados: cómo hacer la Declaración de la Renta

La fecha, la custodia de los hijos y el modo en que se pautan la pensión y el pago de la vivienda son los factores clave que más deben tener en cuenta las parejas que se acaban de divorciar






Hacer la Declaración de la Renta por Internet

La web y los programas para realizar la Declaración telemática en España destacan por su sencillez de uso y accesibilidad


La Agencia Tributaria es un caso de éxito arrollador en Internet. El año pasado se alcanzó el 48% de ciudadanos conectados para realizar la Declaración de la Renta on line, y la cifra de declaraciones telemáticas se acercó a los cuatro millones. Aunque muchas de estas declaraciones proceden de los ordenadores de las gestorías, no es menos cierto que la presentación telemática funciona, es relativamente fácil y está al alcance de cualquiera con un ordenador conectado a Internet.
Por DARÍO PESCADOR ALBIACH
Última actualización: 3 de mayo de 2011



Primera misión, el certificado digital

Para hacer la declaración antes hay que convertirse en 'ciberciudadano', es decir, hay que conseguir un certificado digital.

Esta es la única parte del proceso para la que hace falta levantarse del asiento y dar unos cuantos pasos en el mundo físico. El certificado digital es un pequeño archivo que contiene una clave.
Esta es la única parte del proceso para la que hace falta levantarse del asiento y dar unos cuantos pasos en el mundo físico
Mediante esta clave se cifran todas las comunicaciones con la Agencia Tributaria, lo que garantiza la confidencialidad de los datos. Es decir, incluso si alguien consiguiera interceptar la comunicación, no podrían descifrar lo que se está transmitiendo.
Si se posee el DNI Electrónico (DNIe) se puede obtener el certificado directamente desde la página de la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre. En el enlace aquí facilitado se explica detalladamente cómo solicitarlo, para lo cual hay que usar un lector de tarjetas conectado al ordenador vía USB, que se facilita cuando se expede el DNIe, y cómo descargarlo al ordenador. La lectura del documento facilitará la identificación del usuario para el ordenador y el navegador concreto que utilice, y por tanto la descarga directa del certificado.
Para obtener el certificado cuando no se posee DNIe hay que seguir estos pasos.
  1. Acceder a la página de la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre, proyecto Ceres (FNMT) y hacer clic en la opción Solicitud vía Internet de su certificado. Con esto se obtiene un número de solicitud que se puede imprimir.
  2. Ir en persona a una de las entidades de certificación (ayuntamientos, delegaciones de la Agencia Tributaria, oficinas de la Seguridad Social y otros), identificarse con el DNI o NIE, y entregar el número de solicitud del paso anterior.
  3. Acceder de nuevo a la página de la FNMT y, usando el número de solicitud del primer paso, ya se podrá descargar el certificado e instalarlo en el programa de navegación.
El certificado se puede ver instalado en el programa Internet Explorer. Eneste enlace se especifica el modo de visualización según la versión que se use. En el caso de Firefox se selecciona 'Herramientas > Opciones' y en la sección 'Avanzado' se abre la pestaña 'Cifrado'. En este apartado de la Agencia Tributaria se detalla más el procedimiento.

Si en una misma familia hay que hacer varias declaraciones, se pueden instalar tantos certificados como sea necesario en un mismo ordenador. Cada uno aparecerá en la lista con su nombre correspondiente.
Si en una misma familia hay que hacer varias declaraciones, se pueden instalar tantos certificados como sea necesario en un mismo ordenador
El certificado ya está instalado en el navegador, pero conviene hacer una copia de seguridad. De este modo se podrá instalar en otro ordenador diferente. En los enlaces mencionados arriba se explica el modo de hacerlo según el navegador.
El certificado se tiene que exportar introduciendo una clave privada. Cada vez que se instale el certificado habrá que introducir otra vez la clave, así que conviene no olvidarla, y no dársela a nadie. El resultado es un archivo con la extensión .p12 o .pfx.

Segunda misión: los datos fiscales y el borrador

Armado con el certificado digital, el usuario puede acceder a muchas de las opciones personalizadas del sitio web de la Agencia Tributaria,www.aeat.es. La primera es averiguar qué datos fiscales tiene Hacienda sobre él.
Para acceder a los datos de 2010 sin certificado hay que solicitar un número de referencia; con el certificado es inmediato
En la página de la AEAT hay un enlace directo a la campaña de la renta y patrimonio, en este caso, correspondiente a 2010. En esta página se selecciona la entrada a la Sede Electrónica / Oficina Virtual, que reconoce el certificado.
Para acceder a los datos de 2010 sin certificado hay que solicitar un número de referencia, y este se envía por carta o SMS.
El número de referencia del borrador o de los datos fiscales se puede pedir desde el 4 de abril hasta el 30 de junio de 2011, ya sea por Internet o en el 901 12 12 24, y así no se tendrá que esperar a recibir el borrador o los datos fiscales por correo en el domicilio. Para pedir el número de referencia se debe haber solicitado previamente el borrador o los datos fiscales y proporcionar la siguiente información:
  • NIF/NIE
  • Casilla 698 de la Renta 2009
  • Número de su teléfono móvil
La Agencia Tributaria nos mandará un SMS con el número de referencia que nos permitirá consultar, modificar y confirmar su borrador, descargar los datos fiscales al programa PADRE y presentar la declaración por Internet.
Con el certificado es inmediato, basta con seleccionar el nombre adecuado cuando aparezca la ventana de diálogo de la Oficina Virtual. La página de los datos fiscales se puede consultar o imprimir, como otra página cualquiera. Una vez se tiene número de referencia y sin certificado también se puede acceder a los datos fiscales.
Con estos datos, Hacienda elabora borradores de la declaración, sobre todo para quienes utilizan la versión simplificada, es decir, asalariados que tienen una nómina. Para acceder al borrador a través de Internet hay entrar en el Portal de servicios personalizados, identificándose con los datos personales, una casilla determinada de la declaración del año anterior o el certificado digital.
Es una especie de menú con todas las opciones a las que tiene acceso un ciudadano concreto, como consulta de los datos, estado de sus tramitaciones o, en este caso, la solicitud de un borrador. Si está correcto, se puede confirmar el borrador, con lo que la declaración ya estará presentada.

Si no se usa el borrador

Según la AEAT, las declaraciones por Internet reciben antes la devolución
Para quienes no usen el borrador, la forma más sencilla de presentar la declaración de la renta es usar el famoso programa de ayuda, antes llamado PADRE (Programa de Ayuda para la Declaración de la Renta).

Para instalar el programa hay que descargar el archivo de instalación. Lo más sencillo es la descarga en un único archivo, pero las personas con conexiones lentas pueden necesitar descargarlo por partes. Una vez completada la descarga hay que hacer doble clic en el archivo para que se instale en el ordenador.
Nada más empezar aparece un asistente que guía al usuario para rellenar paso a paso todas las hojas que le correspondan
En sus primeras versiones, este programa presentaba una versión electrónica de los impresos de la declaración. Las ventajas eran muchas, porque se podían hacer todas las correcciones necesarias, y en cada una de las casillas había ventanas de ayuda disponibles que explicaban cada concepto.
Nada más empezar aparece un asistente que guía al usuario para rellenar paso a paso todas las hojas que le correspondan. El programa también se ocupa de realizar todas las operaciones de cálculo de las desgravaciones, sumas, porcentajes y el resultado final.
Desde que la AEAT incorporó el registro de datos fiscales, las cosas son aún más fáciles. Ahora es posible importar directamente los datos desde la página de la AEAT, siempre que se disponga del número de referencia.
En el programa se selecciona la opción de importar datos fiscales a través de Internet, con lo que se abrirá una ventana del navegador y se descargará un archivo. Este archivo se incorpora a la declaración en el programa de ayuda y, 'voilà', ya no es necesario rellenar más casillas (con algunas excepciones).
Cuando todos los datos están incorporados al programa de ayuda, es posible enviar la declaración directamente a través de Internet
Cuando todos los datos están incorporados al programa de ayuda, es posible enviar la declaración directamente a través de Internet, de nuevo, si el usuario tiene certificado. Esta vez el programa genera un archivo cifrado con los datos del contribuyente, que se envía al sitio web de la AEAT. El programa da la opción de imprimir una copia, si es necesario.

Antes de apretar el botón

Los datos que tiene la Agencia Tributaria puede que no estén completos, o no sean correctos
El programa de ayuda se encarga de recordar al usuario las casillas que se han dejado sin rellenar, o las cuentas que no cuadran, para que las corrija. No obstante conviene repasar algunas cosas.
Los datos que tiene la Agencia Tributaria puede que no estén completos, o no sean correctos. Por ejemplo, en el borrador o en el listado de datos fiscales es común que no se incluya la desgravación por vivienda habitual, lo cual puede ser la diferencia entre una declaración positiva y una negativa.
Los ingresos por actividades económicas (de los autónomos o empresas), aunque estén registrados, habrá que introducirlos manualmente, porque no se pueden importar. También hay que verificar todas las desgravaciones a las que se tenga derecho, incluidas las autonómicas.
Los ingresos por actividades económicas habrá que introducirlos manualmente, porque no se pueden importar
Si la declaración sale a devolver, es importante introducir un número de cuenta para recibir la transferencia. Según la AEAT, las declaraciones por Internet reciben antes la devolución, así que es una buena razón para usar la Red.
En el caso de que haya que pagar, tampoco hace falta levantarse del asiento. En la web de la AEAT se accede a Oficina Virtual, y allí a Autoliquidaciones.
Los pagos se pueden hacer por tarjeta de crédito o mediante el pago en cuenta, con determinados bancos. En este último caso, el banco genera un código llamado NCR, que es un justificante de que el pago está autorizado por el contribuyente. Con este código ya se puede realizar el pago sin necesidad de hacer cola en la ventanilla del banco.